viernes, 3 de octubre de 2008

Sexto Paso: mejoría gradual

"Por lo tanto, el sexto Paso: "Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos libere de nuestros defectos", es la forma en que A.A. expone la mejor actitud posible que se puede tomar para dar comienzo en este trabajo de toda la vida. No significa que esperemos ver desaparecer todos nuestros defectos de carácter como desapareció nuestra obsesión por beber. Puede que algunos desaparezcan, pero en cuanto a la mayoría de ellos, tendremos que contentarnos con una mejoría gradual. Las palabras claves "enteramente dispuestos" subrayan de que queremos aspirar a lo mejor que conozcamos o que podamos llegar a conocer". (Libro 12 Pasos 12 Tradiciones, pag. 62 - Sexto Paso).

En el párrafo anterior se nos sugiere estar enteramente dispuestos para liberarnos de nuestros defectos de carácter. Esta disposición para hacer lo mejor que podamos es el impulso que nos llevará a liberarnos de nuestros defectos de carácter. Se nos habla de "mejoría gradual" y no de convertirnos en santos para el próximo jueves.
Creo que esta disposición para cambiar tendría que ser una elección personal y no un deber impuesto. Es muy diferente decir "elijo cambiar" a "debo cambiar o tengo que cambiar". Si emprendes este Paso por que te sientes obligado, jamás estarás "enteramente dispuesto" a liberarte de tus debilidades.

En la página 65 del libro 12/12 podemos leer: "Muchos se preguntarán enseguida, "¿Cómo podemos aceptar todas las implicaciones del Sexto Paso? Pues ¡esto es la perfección!" Esta parece ser una pregunta difícil de contestar, pero en la práctica no lo es. Solamente el Primer Paso, en el que admitimos sin reservas alguna que éramos impotentes ante el alcohol, se puede practicar con perfección absoluta. Los once Pasos restantes exponen ideales perfectos. Son metas que aspiramos alcanzar, y patrones con los que medimos nuestro progreso. Visto así, el Sexto Paso sigue siendo difícil pero no imposible. La única cosa urgente es que comencemos y sigamos intentándolo.
Si esperamos poder valernos de este Paso para solucionar problemas distintos del alcohol, tendremos que hacer un nuevo intento para ampliar nuestra mente. Tendremos que levantar nuestra mirada hacia la perfección y estar dispuestos a encaminarnos en esa dirección. Poco importará lo vacilante que caminemos. La única pregunta que tendremos que hacernos es, "¿Estamos dispuestos?"

¿Estamos dispuestos? Si nos encaminamos hacia nuestros ideales de conducta por decisión propia, tengamos en cuenta que habrá muchos momentos en los que estaremos muy lejos de nuestro objetivo. No nos desanimemos y continuemos haciendo con mente abierta "lo máximo que podemos".

Si fallas en tu disposición de ser liberado de tus defectos, o si al medir tu progreso te das cuenta que avanzaste muy poco o casi nada, no te juzgues e intentalo otra vez. Convoca a tu Poder superior para que te oriente y guíe, pide inspiración y podrás lograrlo. Para terminar quiero decirte que los cambios llegan a través del amor hacia uno mismo, no esperes a cambiar para aceptarte y amarte.

1 comentario:

Carlos Mejicano dijo...

Me encanta la acción que se propone aquí; en relación a 6to paso yo elijo! Disposición!!para intentarlo un dia a la vez. Me recuerda que el exito en el programa se mide por el progreso espiritual que puedo obtener al intentarlo!