viernes, 24 de febrero de 2012

trabajando el noveno paso

1ra. Parte


Dice el Noveno Paso de Alcohólicos Anónimos:

“Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.”

El proceso del Paso Nueve está explicado, detalladamente, entre las páginas 71 a 77 del Texto Básico de A.A. En la página 71, empezando con la sexta línea del segundo párrafo, los autores del Libro Grande nos dicen lo siguiente:

“… Ahora vamos a nuestros semejantes y repararemos el daño que hemos causado en el pasado. Tratamos de barrer los escombros acumulados como resultado de nuestro empeño en vivir obstinados y manejarlo todo a nuestro capricho. Si aun no tenemos la voluntad de hacerlo, la pedimos hasta que nos llegue. Recordemos que al principio estuvimos de acuerdo en que haríamos todo lo que fuese necesario para sobreponernos al alcohol.”

(del libro Alcohólicos Anónimos, capítulo 6 En Acción; página 71)

Antes de continuar destaco las líneas que nos indican que si aún, por temor o vergüenza, no disponemos de la voluntad para a encarar el daño causado a otros, la pedimos hasta que nos llegue. Una sincera y firme disposición a enfrentar nuestros miedos y dudas, nos ayudará a recibir la fortaleza, el valor y la prudencia necesaria para este importante Paso. Si fuera necesario podemos releer el post “Noveno Paso – Preliminares del Noveno Paso del 10 de Agosto de 2009."

En el siguiente párrafo, en la página 71, los autores nos dan algunas sugerencias de cómo acercarnos a las personas con las que tenemos que hacer reparaciones.

“Probablemente todavía queremos retroceder. Al mirar la relación de conocidos de negocios y de amigos a quienes hemos dañado, puede que sintamos desconfianza de ir a ver algunos de ellos sobre una base espiritual. Reasegurémonos. Con algunos de ellos no necesitaremos y probablemente no tendremos que hacer énfasis en la parte espiritual la primera vez que los abordemos. Podríamos prejuzgarlos. Por el momento tratamos de poner en orden nuestras vidas; pero esto no es una finalidad en sí. Nuestro verdadero propósito es ponernos en condiciones para servir al máximo a Dios y a los que nos rodean.”

(del libro Alcohólicos Anónimos, capítulo 6 En Acción; página 71)

Prestemos atención a esta línea: “Por el momento tratamos de poner en orden nuestras vidas; pero esto no es una finalidad en sí. Nuestro verdadero propósito es ponernos en condiciones para servir al máximo a Dios y a los que nos rodean.” La limpieza interior que conseguiremos con la práctica de este Paso no es el objetivo principal. ¿Cuál es entonces el propósito del Noveno Paso? Barrer los escombros de nuestro pasado para que de esta manera podamos obtener un mejor “contacto consciente” con nuestro Poder Superior o dicho de otra manera, una mejor sintonía con nuestro Poder Superior para servir al máximo a Dios y a los que nos rodean.

En el próximo post veremos como se nos alerta sobre el riesgo de convertir el Noveno Paso en una charla sobre nuestros descubrimientos espirituales.

Hasta pronto.

No hay comentarios: